Propuestas en Sanidad del PP para el 28-A

20 de Febrer de 2019

Según publica ConSalud.es, el presidente del Partido PopularPablo Casado, ha presentado este lunes en Barcelona el programa electoral de su formación política para las próximas elecciones generales y autonómicas. En el documento, compuesto por 500 medidas, se incluyen más de 30 relacionadas con el ámbito sanitario y social.

Entre ellas, destacan las relacionadas con los profesionales, la administración pública y las condiciones a la hora de realización una oposición. Así, según ha defendido el propio Casado, “nunca más en una oposición sanitaria se pondrá el catalán como requisito de acceso, en todo caso como mérito”, considerando que de esta manera “podrán venir a Cataluña los mejores profesionales sanitarios”.

Esta medida es la número 108 del programa del PP, que indica “la única lengua cuyo conocimiento será un requisito indispensable para el acceso a un empleo público como el sanitario será el castellano. Las lenguas cooficiales podrán considerarse un mérito, nunca un requisito excluyente”.

Otras propuestas novedosas del programa del PP son la aprobación de una tarjeta sanitaria individual válida que acredita “el derecho a recibir las prestaciones en idénticas condiciones”. También se fomentará la garantía de libertad de elección de médico y de centro sanitario y la formulación de lo que llaman “compensación intercentros”.

En el apartado del cuidado de los pacientes terminales, los populares no mencionan su rechazo a la eutanasia. Aún así, proponen la extensión de los cuidados paliativos, la atención paliativa domiciliaria y los servicios de cuidados paliativos pediátricos. Asimismo, impulsarán la utilización del testamento vital “como fórmula de manifestación de la voluntad de los pacientes ante una situación terminal”.

Por otra parte, el partido que lidera Pablo Casado apuesta por introducir la impresión 3D en los hospitales, tal y como recogía una Proposición no de Ley suya. Añaden la promoción del “cambio del modelo de atención” enfocado en la promoción de la salud, la prevención y el autocuidado. Por ello, facilitarán los programas de cribado poblacional que disminuyan la morbi-mortalidad, la promoción de estrategias para evitar las adicciones o la exigencia de la vacunación infantil para acceder al sistema educativo.

Desde el PP apuestan también por “revisar” la Ley General de Sanidad de 1986 “para reformarla en todos aquellos aspectos en los que haya quedado desfasada o pueda ser susceptible de mejora”. Además, mencionan hasta 14 líneas de acción para fortalecer “la gestión dentro del SNS y garanticen su sostenibilidad” como la incorporación de recursos a la atención sanitaria en el medio rural, la financiación de estudios de coste efectividad o la apuesta por la compra centralizada.

Otras promesas de los populares son la puesta en marcha de un Plan Nacional de secuenciación del genoma humano, el diseño de planes de asistencia integral para enfermedades prevalentes, el impulso de programas de protección bucodental “entre los colectivos de mayor vulnerabilidad” o la regulación de la publicidad del juego frente a la ludopatía.

Finalmente, en el apartado de ‘Familia’ el PP confirma que recula en el asunto del aborto debido a las declaraciones polémicas de varios miembros de su partido. En su lugar, anuncian la ya conocida Ley de apoyo a la maternidad que amplíe las medidas de conciliación, el desarrollo de un portal que unifique todos los recursos existentes. Asimismo, muestran su defensa de “la cultura de la vida, la maternidad y las familias” y la apertura de oficinas municipales de ayuda a la mujer embarazada “para que ninguna mujer deje de ser madre por su situación económica, social o familiar”.